Rodar con garantías

Nos encontramos en una situación inédita y muy seria. Es un punto de inflexión en nuestro sector, muchas cosas van a cambiar y esperemos que a mejor. Desde la ATPE queremos dejar claro que como representantes de los técnic@s del audiovisual, nuestro principal deseo es volver a rodar, no de cualquier forma, ni arriesgando nuestra salud, así como tampoco rebajando nuestra profesionalidad. Tenemos que tener las suficientes garantías para ello. Por eso es esencial el trabajo en conjunto de técnicos y productoras.

Cada equipo de trabajo esta dividido por personas, que como un reloj, forman parte de un engranaje. Cada pieza es importante para la ejecución óptima del trabajo.
Hay proyectos grandes, medianos y pequeños, con más o menos equipo técnico, más o menos presupuesto, sencillos o complicados. En definitiva, los rodajes son algo vivo y cambiante.
Por eso los jef@s de cada departamento son los que deciden con qué material técnico y humano realizarán el rodaje para que se haga de forma excelente.

No compartimos, como representantes de los técni@s, que algunas productoras desdeñen esa mecánica de trabajo y se jacten de rodar en un momento tan crítico, pasando por alto el trabajo que se desempeña en los diferentes puestos de un rodaje.

Nadie dice que no se pueda rodar. Somos los primeros que queremos, pero con las máximas garantías salud y calidad que la producción se merece.

Ahora mismo la prioridad de las productoras es arrancar la rueda de las producciones para reactivar la economía del sector, vivimos de rodar y no de subvenciones. Pero eso no justifica hacer las cosas deprisa y mal, sabemos que hay varios protocolos en la mesa, nosotros estamos trabajando para sumar nuestra experiencia a cualquiera de ellos.
No es momento de correr, es momento de consensuar y ver que hace falta para rodar de forma sana con los técnic@s necesarios para el proyecto.

Pedimos sensatez y consenso.
Pedimos rodar con seguridad y garantías.
Rodar con profesionalidad.